Black Hat SEO

El término «Black Hat» (sombrero negro) se originó en las películas del Oeste para distinguir a los «malos» de los «buenos», que llevaban sombreros blancos (White Hat). Lo que es ético y lo que se considera como malas prácticas.

Black Hat SEO no es sinónimo de ilegal o de prácticas en contra de la ley. Se refiere a un conjunto de prácticas que se utilizan para aumentar el posicionamiento de un sitio en los motores de búsqueda a través de programas, bots, etc… que automaticen tareas: desde la creación de enlaces hasta la capacidad para lograr un enlace efectivo en lugares difíciles de encontrar.

Esta práctica nos puede dar resultados a muy corto plazo, casi de inmediato, pero no aporta mejoras a los usuarios ya que no está pensada en mejorar la experiencia en nuestra web, sino escalar puestos. Además, al no pensar en el usuario, perjudica la experiencia del mismo al no encontrar lo que en principio buscaba.

El Black Hat está en contra de los términos de servicio de los buscadores y puede resultar que nuestro sitio sea penalizado. Los motores de búsqueda van sacando actualizaciones para encontrar estas trampas por lo que en cualquier momento la posición de muchas páginas que utilicen Black Hat SEO, se verán perjudicadas.

¿Cómo saber si nuestra estrategia es de Black Hat?

Si no se añade ningún valor para el usuario y es probable que el ranking aumente, lo más seguro es que estemos utilizando la técnica de «sombrero negro».

Algunas técnicas Black Hat SEO más usadas

Con las siguientes tácticas de SEO se debe tener cuidado si desea permanecer en lo más alto de las listas de Google y otros motores de búsqueda:

  • Texto oculto: consiste en añadir mucho texto por el cual queremos que nos encuentren del mismo color que el fondo de la página, de esta manera el usuario no lo ve pero sí los motores de búsqueda.
    Abuso de palabras clave: utilizar keywords de manera que se rellenen todos los elementos de una página web (title, body, h1, URL, metatags…) sin ofrecer información de valor.
  • Comentarios de competidores: hacer comentarios sin valor en páginas que no tienen nada que ver con tu propio sitio web, añadiendo un enlace a éste para darse promoción.
  • Copiar textos: algo muy frecuente es coger contenido de la red y modificarlo utilizando sinónimos para añadir contenido de una forma rápida
  • Cloacking: mostrar un contenido a los buscadores, optimizado para ellos, y otro distinto para los usuarios, dirigiéndolos a páginas que no son rastreadas por los motores de búsqueda, por ejemplo una página flash
  • Páginas con comportamiento malicioso, como el phishing, virus, troyanos y otros programas maliciosos

Aunque se puede obtener éxito a corto plazo, las penalizaciones de los motores de búsqueda son cada vez mayores y tienen efectos negativos en el ranking. Por ello es cosa de cada uno elegir que tácticas prefiere utilizar a la hora de posicionar su sitio web.

By | 2018-05-30T11:02:24+00:00 7 agosto, 2017|0 Comments

Leave A Comment